miércoles, 1 de septiembre de 2021

¡Ojo con la letra pequeña! Lo que todos callan sobre la reforma de las pensiones de Escrivá

Las medidas menos conocidas del texto acordado en el diálogo social que pasa ahora al Congreso.



Revalorización de las pensiones,.... Las principales medidas que forman parte de la primera pata de la futura reforma de las pensiones son de sobra conocidas. Pero existe otra parte, la letra pequeña, que no ha acaparado tantos titulares y que sin embargo podría afectar a miles de personas. Entre ellas destacan los cambios en el reconocimiento de la pensión de viudedad o de las mujeres que hicieron el o​, la cotización de los becarios o de los cuidadores de dependientes, entre otros. Todas ellas deberán pasar ahora el filtro parlamentario tras la luz verde recibida por el Consejo de Ministros el pasado martes​.

Reconocimiento del Servicio Social femenino

La primera parte de la reforma de pensiones, que el Gobierno ha pactado con los agentes sociales y cuyo proyecto de ley comenzará su trámite parlamentario en septiembre, contempla una equiparación entre el servicio social femenino obligatorio y la "mili" u "objeción de conciencia". De esta manera el servicio social femenino que muchas mujeres se vieron obligadas a hacer entre 1937 y 1978, computará para la pensión de jubilación. Eso sí, este reconocimiento, que se equipara con el servicio militar obligatorio que hicieron muchos varones en el mismo periodo, computará para la pensión pero con algunas condiciones, igual que lo hacen ya la "mili" o la prestación social sustitutoria ("objeción de conciencia"). 

Pensiones viudedad

El texto del acuerdo pactado entre Gobierno y agentes sociales se comprometen a abordar en el plazo de seis meses una regulación para dar acceso a la pensión de viudedad de las parejas de hecho para lograr equiparar las condiciones de este colectivo a la que disfrutan los matrimonios. Lo hará en cumplimiento de la recomendación 13ª, que establecía que se abordará en el marco del diálogo social una revisión del marco regulador de las pensiones de viudedad de las parejas de hecho para equiparar sus condiciones de acceso a la de los matrimonios.  

Incapacidad temporal de trabajadores mayores de 62 años

El documento aprobado el pasado martes en Consejo de Ministros señala específicamente que para "favorecer la permanencia de los trabajadores de más edad en el mercado de trabajo, se establece una reducción del 75% de las cuotas empresariales a la Seguridad Social por contingencias comunes durante la situación de incapacidad temporal de aquellos trabajadores que hubieran cumplido la edad de 62 años". Hasta ahora los empresarios y trabajadores tenían exenciones en las cotizaciones por contingencias comunes, salvo la incapacidad temporal.


Exoneración de cuotas para los mayores de 65 años

Como medida para el retraso de la jubilación se ha establecido la exención en el pago de cuotas a la Seguridad Social para empresarios y trabajadores una vez hayan alcanzado la edad mínima de acceso a la pensión de jubilación, es decir para los mayores de 65 años. Por ello se modifica el artículo 311 y la medida se aplica de diferente forma para empresarios y trabajadores en el RGSS (quedarán exentos de cotizar por contingencias comunes salvo por incapacidad temporal derivada de las mismas) y para trabajadores autónomos con 65 o más años (quedarán exentos de cotizar a la Seguridad Social salvo por incapacidad temporal y por contingencias profesionales). Ambos han de cumplir requisitos específicos de contratación, edad y tiempo cotizado en función de una escala de valores que se hará fija en 2027.

Cotización de cuidadoras y becarios

Igualmente, se establece que en el plazo máximo de seis meses se deberá establecer la financiación para compensar las cuotas de los cuidadores de personas en situación de dependencia que han reducido su jornada laboral para atenderlas puedan seguir manteniendo íntegras sus bases de cotización.

En tres meses, se deberá desarrollar también un reglamento que garantice que la actividad de los becarios, incluso si no es remunerada, esté incluida en la Seguridad Social, según establece el acuerdo entre Gobierno y agentes sociales. Se establece, eso sí, un descuento del 75% en la cotización de estas prácticas.

Agencia Estatal y cláusula de salvaguarda

El Proyecto de Ley, en cumplimiento de la recomendación 8ª del Pacto de Toledo, también se refiere a la creación de la Agencia Estatal de la Seguridad Social, con el compromiso de presentar un proyecto de ley en un plazo de seis meses. Ésta deberá ser la encargada de modernizar el sistema y mantener su equilibrio, según el texto acordado.

Precisamente, para garantizar los ingresos del sistema, la norma culmina la separación de fuentes de financiación iniciada este año. Establece que tanto en el año 2022 como en 2023 se incrementará la transferencia anual aprobada en los Presupuestos (casi 14.000 millones este año) hasta cubrir todos los gastos impropios. Finalmente, la llamada ‘cláusula de salvaguarda’ se mantiene en su regulación actual con carácter indefinido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe aquí tu mensaje