jueves, 26 de agosto de 2021

Avanzan las obras de la nueva residencia para personas mayores de Son Martorell

 Catalina Cladera afirmó, durante una visita a las obras, que asumirá la titularidad del centro nuevo para personas mayores de Pòrtol, en Marratxí.


La presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, y la presidenta del Govern de las Illes Balears, Francina Armengol, visitaron recientemente las obras de la nueva residencia  para personas mayores de Son Martorell, en Ciutat Jardí de Palma.


Este recurso asistencial se construye en un solar de 6.450 metros cuadrados cedido por el Ajuntament de Palma y está cofinanciado por el Consell y el Govern a través del Consorci de Recursos Sociosanitaris. Una vez terminado el centro, que gestionará el Institut Mallorquí d’Afers Socials (IMAS), dispondrá de 120 plazas para personas con dependencia.

El proyecto tiene un coste previsto de 9,2 millones de euros, de los cuales cuatro los aporta el IMAS. El resto se financiarán con los fondos REACT-UE de Ayuda a la Recuperación para la Cohesión y los Territorios de Europa que parten como parte de la respuesta de la Unión Europea a la pandemia de la Covid-19.

La presidenta Cladera recordó que se trata de una nueva infraestructura sociosanitaria fruto de la colaboración institucional que se lleva a cabo desde el Consorci.

"Estas 120 plazas que ofrecerá la residencia de Son Martorell se añaden a las 40 que tendrá la Miquel Mir en Inca cuando terminen las obras, y a las 100 de la nueva residencia de Pòrtol, una nueva residencia ya finalizada que será cedida al IMAS para que la empecemos a gestionar" expresó Cladera. "En estas residencias nos planteamos una gestión más centrada en la persona, reforzando la atención individualizada y adaptada a las necesidades y privacidad de los usuarios. Estamos redoblando los esfuerzos para consolidar un nuevo modelo de atención a las personas mayores con dependencia "dijo.

El centro de Pòrtol también está cofinanciado por el Consejo y por el Gobierno y ha tenido un coste de 8,5 millones de euros. Tiene una capacidad de 100 plazas, 88 de las cuales serán individuales, y generará 100 puestos de trabajo directos y cerca de 50 indirectos con los servicios que se vayan contratando (cocina, jardinería, mantenimiento o seguridad).

Tanto esta residencia como la de Son Martorell están pensadas para conjugar la necesidad de asistencia individualizada y de intimidad con la necesidad de compañía y convivencia propias del modelo de atención centrada en la persona que aplica la institución insular a todos los recursos asistenciales nuevos. 

Ahora mismo, el IMAS tiene en marcha otros proyectos que planifican los cuidados según las necesidades particulares y concretas de cada individuo, como son la reforma del edificio D del Llar d’Ancians de Palma, que se encuentra en fase de redacción, la rehabilitación de la planta 8 de la Bonanova, que saldrá a licitación las próximas semanas, o la de Miquel Mir de Inca, que ya está en obras. Este último se perfila como un centro multiservicio con 40 plazas residenciales.

Junto con Cladera y Armengol, han visitado las obras el consejero de Derechos Sociales y presidente del IMAS, Javier de Juan; la consejera de Asuntos Sociales del Gobierno, Fina Santiago, y el alcalde de Palma, José Hila. Una vez finalizada la construcción, a finales de 2022 o principio de 2023, la residencia pasará a formar parte de la Red Pública de Atención a la Dependencia y el IMAS se hará cargo de la gestión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe aquí tu mensaje